Blog

Leandro Carbone: “Construimos a una Frida alejada del cliché”

Por Federico Capobianco | Fotografía: Fabián Flores

 

Llevar a Frida Kahlo al teatro siempre es un riesgo. Los personajes tan vapuleados por las interpretaciones pueden terminar con los proyectos mucho antes de iniciarlos. Entonces, ¿cómo mostrar a Frida sin el velo marketinero actual? Simple: a partir de sus palabras. Dejando de interpretar al personaje y sí, en cambio, a la persona a través de sus propios escritos. Pero, ¿qué contar cuando se parte de sensaciones? ¿Cómo llevar al teatro un mundo contado en lenguaje ajeno, un mundo cargado de mil historias, en un solo mundo y una sola historia?

Frida Kahlo se llevó al arte infinitas veces, por eso queda la pregunta de cómo innovar para que el público no se encuentre siempre con lo mismo. Retrato de una sola persona viene a cambiar el eje: el público no va a llegar al teatro para sentarse a ver pasar la vida de Frida. Va a llegar para transitarla.

Para entender mejor qué se estrena éste sábado en Chivilcoy, hablamos con su director Leandro Carbone.

12277312_10207649117406933_1370784805_n

¿Con qué nos vamos a encontrar en “Retrato de una sola persona”? ¿Cómo surge la idea?

La idea fue de Lucía Amico y Coto Vega, quienes armaron “Retrato de una sola persona” basándose en el diario de Frida Kahlo hará unos dos o tres años atrás y pensaron los demás aspectos de la obra, que algunos quedaron y otros fueron cambiando casi por completo a lo largo del proceso de los ensayos. Porque este proceso fue al revés de lo que sucede casi siempre. Ellos tenían la obra escrita y querían hacerla, y un día, en mayo de este año, me preguntaron si yo me animaba a dirigir. A partir de ahí, en los ensayos fueron surgiendo ideas nuevas y se fue negociando y cambiando muchas cosas de la obra. Por ejemplo (y creo que va a ser lo llamativo) fue apareciendo toda esta cuestión de plantear una Frida Kahlo en diálogo con nuestro presente. Nosotros decimos que la obra se basa en el diario, la vida y la obra de Frida Kahlo y lo que queda de todo eso. Creo que esa pregunta (¿qué queda de todo eso?) es lo que sobrevuela toda la obra y lo que, de alguna manera, respondemos e ironizamos un poco.

¿Qué momentos o qué aspectos se toman de un libro que incluye diez años de la vida de Frida Kahlo? ¿Cómo es la selección para llevar tantos años de historia a una obra de teatro?

La obra toma algunos puntos bien característicos y conocidos: su militancia comunista, su relación con Diego -con sus idas y vueltas-, la bisexualidad de Frida. Pero en todo eso hay una recreación muy fuerte,  primero desde el momento mismo en que se decide qué momentos seleccionar y después en cómo mostrarlos y llevarlos a escena. Y tratamos de hacer lo más obvia posible esa relectura.

12305951_10207649117446934_777256298_n

¿Cómo es tu trabajo como Director –y también el de los actores- para llevar al teatro textos de este tipo?

La gran mayoría de los textos de la obra son textos poéticos y no teatrales: hay cartas, hay prólogos de libros. El trabajo estuvo orientando a poder hacer actuables esos textos. Lo que hacíamos era agarrar una escena y decir: “Bueno, a ver, ¿qué está pasando acá?” Porque los textos no daban ningún indicio de nada, no planteaban situaciones ni conflictos. Fue un poco como escribirla dos veces. O también hay escenas (la gran mayoría) en que todo eso surgió a partir de un ejercicio que nos daba la pauta que, encarada por ese lado, la escena re funcionaba. Fue un proceso divertido y caótico a la vez, porque capaz que una misma escena la ensayábamos de veinte maneras distintas, siempre planteando distintas cosas hasta que después elegíamos la mejor, y porque recién supimos qué cosas o aspectos de Frida estábamos contando cuando ya teníamos más de media obra montada.

¿Cuál es el formato de la obra? ¿Por qué lo eligieron? ¿La forma surgió a partir de la obra ya ideada o nació todo al mismo tiempo?

Cuando Coto y Lucía armaron la obra, la pensaron como una obra de teatro en tránsito, una obra donde el público se desplaza por todo el lugar a la par de los actores porque cada escena sucede en un lugar distinto. También habían pensado en qué lugar hacerla (el Centro Cultural Colgados de la Rama) porque por sus dimensiones permite que eso se haga de una manera cómoda. Y es un formato interesante porque pone al público en un lugar un poco más activo y se establece una cierta cercanía con los actores que otro tipo de puestas no permiten.

¿Qué característica destacarías de la obra para que el público se entusiasme con ir a verla?

Yo creo que lo interesante de la obra es que se construyó a una Frida alejada un poco de ese cliché del sufrimiento físico constante por sus operaciones y todo ese heroísmo que se teje alrededor de los personajes históricos que no nos interesaba. Hay una Frida que se divierte, que baila, que a veces ama a Diego y otras lo odia, una Frida humana que dialoga con todo lo que queda de ella hasta nuestros días.

12277312_10207612058600486_1876925343_n

‪Estreno: 28 de noviembre
CC Colgados de la Rama (Pellegrini y Conesa).
Facebook: Retrato de una sola persona

Etiquetas: , , , ,

Comentarios

Comments are closed.

JIF Diseño y Comunicación